La llegada del primer automóvil: un hito en la historia

Comodoro recibió el primer rodado en 1906, para ser utilizado por un doctor de la zona en su recorrido diario. Con miedo para algunos y con extrañeza para otros, el vehículo logró captar la atención de toda la comunidad.

Entre los hechos pintorescos que fueron conformando nuestra historia encontramos que, allá por 1906, el doctor Aguirre, propietario de la estancia Las Mesetas, trae el primer automóvil a nuestra ciudad, el que provoca un gran asombro entre los citadinos que se ven deslumbrados por el novedoso artefacto.

El vehículo sería utilizado para el viaje del doctor hasta su establecimiento. Y, una vez bajado del barco y completado los pormenores del viaje, comienza la marcha del ruidoso rodado.

A su paso, asustaba a todos los animales de la zona. Perros y caballos huían. Y junto a relinchos y polvareda, el primer vehículo dejaba atrás la floreciente ciudad de Comodoro Rivadavia y se perdía en la inmensidad del campo…

Hay que tener en cuenta que nunca se había visto nada igual por estos parajes con lo cual era lógico tanto alboroto, aunque grande fue la desilusión al romperse el automóvil a mitad de camino y, sin tener la posibilidad de ser reparado, quedó inutilizado hasta que más tarde fue remolcado por caballos a un “boliche” cercano.

La gente lo llamaba “carro sin caballos”, y puesteros y gente de las cercanías se acercaban para admirar tan llamativo artefacto, aunque temían acercarse demasiado.

Luego de dos días, el carro fue remolcado hasta nuestra ciudad y, finalmente, embarcado hacia la ciudad de Buenos Aires, donde finalmente sería reparado.

Hasta 1912 no regresó otro automóvil a la región. Incluso, se comenta que para esa fecha se realizó un viaje desde la ciudad de Trelew hasta la cordillera, por las huellas de las carretas, en el que se tardó 20 días.

Son muchas las versiones de cuál fue el primer automóvil que llegó a la Patagonia. Si bien la mayoría de los relatos coinciden en el año en el que esto tuvo lugar, se comenta que el desembarco fue en diversos lugares, como Río Gallegos y Río Negro. Como sea, lo importante es que el valioso invento del automóvil se encargó de acortar distancias y alivianar la tarea de transporte que tanto trabajo daba a nuestros primeros pobladores.

LAHOJA N°35, MARZO 2010.